top of page

NO ES SOLO MEZCLAR LAS PLANTAS, ES SABER SU EFECTO.



Las plantas medicinales se utilizan para sanar dolencias y equilibrar nuestra salud integral, permiten desintoxicar y reforzar el organismo.


El ser humano se beneficia desde tiempos inmemorables de las plantas medicinales y con el paso del tiempo se han ido incorporando formas de procesarlas y consumirlas para el beneficio de nuestra salud.


Para aprender a utilizar las plantas medicinales, es importante explorar que parte de la planta posee la propiedad terapéutica para nuestro requerimiento. Además su tallo, su raíz sus hojas, sus flores y frutos no necesariamente sirven para un solo proceso, cada parte de la planta puede servir para diferentes procesos o tratamientos de la salud.



Utilizar una mezcla de plantas es muy aconsejable por dos razones:

· Disminuye el riesgo de dependencia de una sola planta en particular.

· Permite mitigar el riesgo de que ciertas plantas tengan efectos secundarios.


La forma de utilizar las plantas medicinales es muy diversa y depende del uso que se le vaya a dar

(interno o externo), aquí les presento tres formas fundamentales de extracción.


♦ Por infusión: Colocar agua hirviendo sobre las hojas y flores en una vasija y dejarlas reposar bien tapadas, durante diez minutos. Los tallos y raíces deben ser cortados en pedazos pequeños, luego agregar el agua hirviendo, tapar y después de veinte o treinta minutos servir.


Por decocción: Colocar en un recipiente las hojas, flores o partes tiernas y hervir por cinco a diez minutos. Para las raíces, cáscaras y tallos, cortar en pedazos pequeños y hervir durante quince a treinta minutos. Al sacar el recipiente del fuego se debe conservar tapado por algunos minutos más. Colar y servir.

Como las raíces, tallos y cáscaras requieren más tiempo que las hojas, es recomendable guardarlas en forma separada. De igual manera, la preparación del té debe ser hecha por separado, ya que hojas y flores no se cocinan junto con los tallos y raíces. Los tés de hierbas, por lo general, deben ser tomados por la mañana en ayunas, o por la noche antes de acostarse.. Cuando es tomado por tragos o cucharadas, de hora en hora, produce muy buen efecto. Para preparar los tés, nunca debe usarse utensilios de mental oxidable. La misma precaución hay que tomar en la preparación de frutas o verduras

No se deben endulzar los tés con azúcar, pues lo mejor es tomarlos natural, sin embargo, el que desee endulzarlos, debe hacerlo con miel, que también es un agente curativo. Para resfríos, catarros, afecciones de la garganta y del pecho, obstrucciones y calambres, y para disolver mucosidades, así como para calentar el cuerpo y provocar sudor, se toman tés calientes.

Los tés de un día para otro fermentan. Razón por la cual se debe preparar diariamente la porción necesaria y nada más.


♦ Por maceración: Remojar las hierbas en agua fría de diez a veinticuatro horas, según las partes empleadas del vegetal. Las flores, hojas, semillas o partes tiernas entre diez y doce horas; los tallos, cáscaras y raíces blandas, se pican y se dejan de dieciséis a veinticuatro horas. Luego colar y servir. Este método de la maceración ofrece la ventaja de que las sales minerales y las vitaminas son mejor aprovechadas. La maceración también puede realizarse en alcohol, vino o aceite.



"Que a través de las plantas medicinales podamos volver a nuestra esencia"

Con Amor,

Cyntia

81 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page