top of page

EL PODER CURATIVO DE LAS PLANTAS



Con el crecimiento de la industria farmacéutica, aprovechar las propiedades medicinales de las plantas es una costumbre que se ha ido perdiendo, sobre todo en los sectores urbanos. No obstante, existen innumerables casos en que el legado ancestral de la sanación natural supera el alcance de la medicina moderna al momento de aliviar los males del cuerpo. El poder curativo de las plantas esta desde una infusión hasta los bosques, cuando estoy estresada y luchando con las realidades de la vida, voy a las montañas, o bosques donde hay muchas plantas, y esta es mi forma de salir de la profundidad emocional que me moviliza en esta realidad.


Sé y siento el poder que tiene la naturaleza, específicamente las plantas y los árboles, para sanar, por eso quiero mostrarte algunas de las maneras en que puedes mejorar tu salud a través del poder curativo de las plantas.




Hierbas.

Muchas hierbas, son la base de una serie de medicamentos en el mercado actual. Los investigadores y las compañías farmacéuticas están explorando lo que las culturas tradicionales han conocido durante milenios; las hierbas son medicina con una poderosa habilidad para sanar.

Muchas de esas hierbas están creciendo justo afuera de tu puerta. Por ejemplo:

Las propiedades amargas y frías del diente de león pueden ayudar a eliminar el calor, y también pueden ser usadas para desintoxicar el hígado.

La infusión hecha de flores de crisantemo puede aliviar un resfriado o la gripe, especialmente si tienes fiebre.

Comida

Si tus alimentos provienen de plantas, en forma de frutas y verduras. Los nutrientes de la tierra ya son parte de esa fuerza que tu cuerpo necesita.

Al digerir, esas plantas se convierten en energía y nutrientes que tu cuerpo necesita para alimentar cada sistema biológico que lo impulsa a través de la vida.


Aromaterapia


El olfato es el sentido más fuerte cuando se trata de evocar recuerdos. La teoría detrás de la aromaterapia es que los diferentes olores se utilizan para diferentes propósitos basados en cómo te afectan.

Aquí un ejemplo de los aromas y sus bondades.

La lavanda es relajante y favorece el sueño.

Los aromas cítricos son estimulantes y energizantes.

Los aromas florales son calmantes.

Los eucaliptos, como la menta y el mentol, abren los senos paranasales.

El poder del olfato para sanar puede ser sutil, pero es muy efectivo.


Jardinería.


El cultivo de alimentos, flores o hierbas es bueno para el alma. Siempre observo lo satisfactorio que es ver brotes diminutos atravesando el suelo.

Involucrar tus manos en la tierra, en el jardín, ayuda a subir el sistema inmunológico, ya que, al tener contacto con bacterias, tu sistema se prepara para ser más fuerte.


Salir y pasar tiempo en la naturaleza es ideal para la presión arterial, disminuir el estrés, mejorar la inmunidad y prevenir la depresión.


Estoy convencida que la Naturaleza es una sábana de sanación que espera por nosotros siempre.

Con Amor,

Cyntia

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page